Desmitificando los efectos visuales (VFX) de cine

Los efectos visuales (Visual Effects) es una de las cosas más misteriosas y fascinantes de la creación cinematográfica. Pero ¿qué significa realmente la creación de VFX? ¿cómo se aplican? ¿cuánto cuestan? y ¿son realmente necesarios?. Estas son algunas de las preguntas que un taller al cual asistí recientemente en Hamburgo intenta responder.

Lo primero que hay que aclarar es la diferencia entre efectos visuales y los efectos especiales. En pocas palabras, los efectos especiales son todo el tipo de efectos que se realizan en cámara, durante el rodaje, mientras que los efectos visuales son aquellos que se crean en las postproducción, hoy en día casi exclusivamente en computadora. De modo que por ejemplo la simulación de lluvia con mangueras y otros dispositivos que arrojan al agua en el set para dar la sensación de lluvia directamente frente a la cámara, es un efecto especial. Mientras que si esa misma lluvia es generada por computadora a través de partículas animadas por ejemplo, después de haber rodado la escena en el set «seco» estaríamos hablando de efectos visuales.

Los efectos visuales así mismo pueden catergorizarse en dos tispos: 2D y 3D y dentro de estos dos tipos hay una variedad de rubros que conforman toda la paleta de efectos visuales que incluyen entre otros:

  • La rotoscopia
  • El Matte painting (en 2D y 3D)
  • El chroma key (pantalla verde y pantalla azul)
  • El modelado 3D y subsecuentes procesos como rigging, texturización, composición, etc.
  • La animacón (2D y 3D)

Entre otros.

Hablemos de algunos de estos efectos especiales que comunmente vemos en las películas más taquilleras de Hollywood, pero incluso en algunas en las que los efectos son mucho menos obvios.

En las grandes películas de acción com opor ejemplo «Transformers» la acción real es complementada con elementos creados por computador que interactúan con los actores y el ambiente. Entonces tenemos robots creados con técnicas de modelado y animación 3D que son «insertados» o compuestos dentro de una escena real filmada en cámara con los actores en ella.

VFX en Transformers

En el video anterior se puede apreciar el desglose de los efectos en el que vemos que varias técnicas son utilizadas para crear la escena final. A menudo la utización de pantallas de croma (Chroma Screens o Chroma Keys) verdes o azules son utlizadas para poder insertar transparencias en la escena de modo de llenar esas transparencias con otros elementos generados posterirmente en la postproducción.

Supongo que muchos están familiarizados con estos procesos de creación de efectos y siemrpe se fascinan al ver estos «making of» donde se puede echar un vistazo al proceso de creación de estas imágenes cargadas de elementos visuales creados por computador

Pero sin embargo a veces existen películas en las que las mismas técnicas son utlizadas pero sin resultados tan obvios pero sin embargo fundamentales para establecer la narrativa de la escena. Un ejemplo es la película «Carnage» (Un Dios Salvaje) de Roman Polanski, en la que se utlizaron pantallas de croma, matte paintings y extensiones de set para recrear la ciudad de Nueva York en la que se desarrolla la trama, pero a la cual el director jamás hubiese podido viajar para rodar debido a su situación legal.

VFX en Carnage

No solo la escena que vemos arriba es completamente ambientada en la ciudad de Nueva York a través de las pantallas azules rodándola en prácticamente cualquier parque del mundo (Francia en este caso). Sino que la cinta que transcurre prácticamente todo el tiempo dentro de un departamento, usa las mismas técnicas reemplazando las vistas de las ventanas por paisajes neoyorquinos para darle sentido a la trama.

Estos dos ejemplos tan opuestos, es simplemente para ilustrar que los efectos visuales son una herramienta narrativa de gran poder sin importar el universo diegético en el que son implementadas. Sin embargo, como todo en la realización cinematográfica, su calidad, efectividad y vialbilidad van a depender del presupuesto y herramientas al alcance de la producción.

Una de las primeras cosas que un supervisor de efectos visuales hará al analizar un guión cinematográfico, es tratar de convencer a sus productores de realizar la menor cantidad de efectos visuales posibles. Suena paradógico, ya que es precisamente trabajo que a simple vista pareciera que estaría rechazando, pero tiene una razón básica. En principio, cualquier cosa que pueda ser recreada en escena, en el set, siempre tiene el potencial de ser más realista y de mayor efectividad que un efecto creado por computador que además será varios ceros más caro y llevará mayor tiempo y recursos en completar. De modo que el trabajo inicial del VFX Supervisor es identificar las escenas que pueden resolverse con efectos especiales, remitiendo al productor a un diseñador de producción, director de arte o supervisor de efecto especiales, para intentar evaluar las posibilidades de recrear dichos efectos durante el rodaje mismo. Luego, aquellos elementos que sean imposibles de recrear durante el rodaje, ya sea por limitaciones espaciales, por seguridad o simplemente porque no existen en la vida real, pueden ser desglosados y analizados y en donde sea posible, mezclados con efectos especiales frente a la cámara.

De modo que por ejemplo una calle que tiene la limitiación de tener un muro al final de ella, pero que en el guión se presenta como una calle larga de varias cuadras, puede ser filmada con una pantalla cormática y elementos creados por computadora pueden extender la calle real para hacerla ver como si tuviera realmente varias cuadras de extensión. Algo parecido a la escena de Carnage arriba en la que el horizonte de un sencillo parque es reemplazado por el skyline de Nueva York.

Otro ejemplo pudiera ser el de un burro que habla con los humanos. En películas con grandes presupuestos como la nueva versión de «El Libro de la Selva», animales enteros son creados con realidad fotográfica en computador y se insertan en platós reales interactuando con humanos o con otros elementos reales de la escena:

VFX en el Libro de la Selva

Mientras que en nuestro ejemplo del burro, un animal real entrenado podría utlizarse en escena interactuando con los actores, mientras tan solo el hocico es recreado en postproducción para producir el efecto de que está hablando y luego compuesto sobre la cabeza real del burro. De este modo se estaría ahorrando una enorme cantidad de tiempo y dinero en la creación del burro completo en 3D.

Otro dato interesante es que por lo general un supervisor de efectos visuales (VFX Supervisor) puede estimar el costo de los efectos necesarios de una produccón considerando el presupuesto y el grado de dificultad y elaboración de los efectos de necesarios utilizando una sencilla fórmula en la que dependiendo del presupuesto global de la película y el grado de dificultad se establece una tabla comoa la siguiente:

Grado de dificultad de efectos baja: 5% del presupuesto global de la película

Grade de dificultad medio: 10% del presupuesto

Grado de dificultado alto: 15% del presupuesto.

Así una película de ciencia ficción en la que se presupone una enorme cantidad de efectos visuales, con un presoupeusto de 10 millones de dólares, dichos efectos podrían costar al rededor de un millón y medio de dólares (15% del presupuesto). Mientras que un drama con efectos sencillos con un presupuesto de 1 millón, podría arrojar un gasto de unos 50 mil dólares en efectos visuales (5%). Esto es por spuesto una simple fórmula para tenerla como referencia de partida y todo presupuesto sería ajustado y exactamente calculado una vez se haga el dessglose definitivo y el análisis de los efectos requeridos. Pero para los mortales cineastas independientes es una buena referencia.

En conlusión, al pensar en hacer películas con efectos visuales, la recomendación es siempre pensar en alternativas que resuelvan el efecto en cámara (efecto especial) antes de convertirlo en un efecto visual (en postproduccón) y tratar de llegar al compromiso máximo entre lo que se graba en escena y se compone luego digitalmente. Los efecots visuales son caros y requieren de mucho tiempo y recursos para su efectiva ejecución, pero con una adecuada planificación que comienza desde antes del rodaje, continúa con este y se exteiende hasta las posptroducción, puede suponer un recurso invalorable en todo tipo de producción sin importar su presupuesto y grado de complejidad.

photo credit: vincentag Cthulhu on the loose via photopin (license)