Flujos de trabajo en la «nube» durante la edición de la serie Chernobyl

El editor Simon Smith, explica en un artículo de RedShark News, algunos de los procesos durante la edición de la serie de HBO.

Una de las cosas que me llamó la atención es el uso de la tecnología de «nube» para optimizar el flujo de trabajo que involucraba varios países y zonas horarias, además de aprovechar la tecnología para intentar llegar a aquello que llaman el equilibrio entre trabajo y familia, al establecer una rutina diaria que involucra pasar mayor tiempo con sus hijos, mientras dedica las horas necesarias para realizar el trabajo.

El flujo de trabajo comienza entonces desde el momento en que un equipo en locación en Lituania, transcodifica el material grabado a proxies DNxHD 36 para la inyección en el AVID. Este material, producto de tres cámaras simultáneas, es enviado vía Internet a la bahía de edición de Smith en su casa de Londres, desde donde descarga el material gracias a una conexión de fibra de unos 90Mbits/segundo.

Su rutina comeinza entonces iniciando la descarga, llevando a sus hijos al colegio para regresar a su casa ya con el material descargado y listo para ser inyectado en el AVID. Entonces se dedica a visualizar por completo el material rodado del día anterior, por lo general un par de horas con tres cámaras, en su teatro casero de 100 pulgadas.

El trabajar desde casa y a su propio ritmo, le permitía de igual forma involucarse en las tareas caseras de bañar a sus hijos, llevarlos a la cama, mientras se dejaban en claro que a la hora de trabajar, ese tiempo debía ser respetado.

La tecnología que pemiitía esta felxibilidad en cuanto al lugar de trabajo se llama Everest y no solo permitía que Smith trabajara desde casa, sino que también hacía posible que todos los involucrados en el proyecto pudieran participar desde sus localizaciones respectivas como el director en Nueba York, productores en Los Angeles, co-productores en Londres, la compositora en Berlín o el equipo en Lituania, en sesiones de edición como si estuvieran todos al mismo tiempo reunidos en la sala de edición de Smith.

A través de Everest, el editor podía compartir su monitor por medio de un browser Chrome y todos podían ver el Timeline del Avid, reproducir la edición, escuchar el audio y con la cámara WEB verse las caras de modo de compartir notas, comentarios y direcciones.

Evercast

Este tipo de tecnologías, son las que se están haciendo más habituales en el mundo moderno de colaboraciones sin fronteras, lo que permite la optimización de procesos en diversas etapas de la creación audiovisual y son las que junto a otras soluciones como frame i.o., teradici o las soluciones de Avid y Adobe, irán dictando los flujos de trabajo moderno y decentralizados.

Aquí el artículo original (en inglés) de RedShark News